¿Por qué no se puede comer pomelo mientras se toman ciertos medicamentos?





“Puede provocar somnolencia.” “No tomes bebidas alcohólicas mientras estás tomando este medicamento.” La mayoría de las advertencias en los envases de prescripción son bastante fáciles de entender. Pero “No comer pomelo o jugo de pomelo mientras se esté tomando este medicamento” ¿Qué significa eso?

Enzimas, amigos. Se trata de las enzimas. O mejor dicho, una enzima en particular: CYP3A4, que ayuda al cuerpo a descomponer, absorber y utilizar muchos medicamentos diferentes.

El pomelo (Citrus x paradisi) y su jugo contienen sustancias químicas que interfieren con la CYP3A4, y evitan que haga su trabajo correctamente. Dependiendo del medicamento, o bien puede hacer que el cuerpo absorba y retenga demasiado de la droga, lo que lleva a una posible sobredosis, o no lo suficiente, lo que hace inútil la medicación.



Y no sólo se trata del pomelo.

“Hay muchas cosas que pueden afectar la eficacia del fármaco”, afirma el especialista en cuidados pulmonares y de cuidados críticos Dr. Rob Menzies.

Las naranjas de Sevilla (el tipo de uso frecuente en la mermelada) y el tangelo también son bloqueadores de la CYP3A4. Los productos lácteos y las verduras de hojas verdes como la espinaca y el repollo rizado pueden intervenir con otras vías metabólicas.

Y luego están todos los otros fármacos.

“El mayor problema está en la polifarmacia (tomar varios medicamentos al mismo tiempo),” dice Menzies, “ya que muchos medicamentos tienen efectos sobre otras drogas.”

Es importante revisar tus frascos de medicamentos y tomar en serio las advertencias; no están ahí porque sí.

Y si tenés preguntas acerca de cómo interactuarán tus remedios con un alimento específico u otros medicamentos o suplementos, no dudes en hablar con tu médico o farmacéutico.