PRONOSTICO SALADILLO Y ALREDEDORES


16 de mayo de 2017

Consejos para sobrevivir a la gripe

Aunque en esta época del año pescar uno de estos virus es moneda frecuente, es posible la prevención evitando el contagio a través de secreciones respiratorias de personas infectadas al toser o estornudar, o a través de la manipulación de objetos contaminados. En cualquier momento del año, es útil implementar las medidas de higiene necesarias para evitar la transmisión del virus en forma directa de persona a persona. ¿Cómo nos cuidamos entonces?



Si uno va a viajar en un transporte público, es importante lavarse las manos con agua y jabón antes y después de viajar. También es fundamental cubrirse la nariz y la boca al estornudar o toser usando el pliegue del codo o con un pañuelo descartable; no consumir alimentos mientras se viaja y tener ventilado el transporte sin cerrar por completo las ventanillas.

En nuestro lugar de trabajo también es central tener presentes ciertas pautas de higiene y prevención. En los baños, se recomienda disponer siempre de jabón líquido, papel higiénico y toallas de papel. Asimismo es importante limpiar las superficies y demás elementos de uso común en forma frecuente con alcohol.

Recuerde ventilar todas las áreas de la oficina, a cada rato, para que circule el aire viciado; así como mantener limpios espacios destinados a la elaboración y consumo de alimentos. Por tratarse de un lugar compartido usualmente con varias personas, se requiere especialmente mantener en condiciones de uso y limpios los servicios sanitarios. Los cestos de basura deben mantenerse con bolsas plásticas.

Si se trata de nuestro hogar, también existen pautas a seguir para proteger nuestra salud: por empezar, no compartir ni cubiertos ni vasos, y sobre todo tenerlo en cuenta en el caso de los niños, que suelen beber de los vasos de los adultos. Si hay alguien resfriado, tirar a la basura los pañuelos descartables inmediatamente después de usarlos, que no queden sobre la cama o la mesita de luz; ventilar los ambientes, permitiendo la entrada de sol, y mantener limpios los picaportes y objetos de uso común, ante los primeros síntomas de enfermedades respiratorias agudas.

Además, se recomienda consultar al médico, no automedicarse, y extremar los cuidados para evitar el contagio a los que nos rodean.