PRONOSTICO SALADILLO Y ALREDEDORES


7 de junio de 2017

TENDENCIA El caso de una nena de 10 años alerta sobre los peligros del fidget spinner

El 15 de mayo, Kelly Rose Joniec alertó a los padres de todo el mundo cuando publicó en Facebook una radiografía de su hija.


La niña de 10 años vive en Estados Unidos y estaba limpiando su fidget spinner con la boca, cuando uno los aros metálicos se salió y terminó en su garganta.






Según cuenta la madre, iban en el auto cuando escuchó que su hija hizo un ruido extraño desde el asiento trasero.



"Miré por el retrovisor y vi que su cara se ponía roja y babeaba. Apuntó a su garganta como diciendo que había tragado algo, así que intenté la maniobra de Heimlich pero no funcionó."

La nena pudo explicarle que tenía una parte del fidget spinner y terminaron en el hospital, donde pudieron quitárselo gracias a una endoscopia.



El fidget spinner es el juguete del momento y ya hay escuelas que quieren erradicarlos de las aulas.



También llegó a la Argentina, donde el peligro es mayor ya que según denunció la Cámara Argentina de la Industria del Juguete (CAIJ), la gran mayoría de los que se venden en el país son truchos.





En un comunicado, la CAIJ afirma que "el 95% de los spinners en el mercado son ingresados desde el exterior de manera ilícita –de contrabando– y no pagan derechos ni impuestos aduaneros."



Por otro lado, los que son producidos en el país son de fabricación casera en impresoras 3D o producidos por fábricas que aún no cuentan con las certificaciones de seguridad.



Según la CAIJ, habrá que esperar entre veinte y treinta días para que el fidget spinner entre al país de manera legal y estiman que, para ese tiempo, "estarán siendo comercializados los spinners de fabricación nacional con el correspondiente certificado de seguridad."