Un adolescente de 16 años que permanecía internado luego de intentar quitarse la vida tras jugar el juego denominado “ballena azul”, murió ayer en el Hospital San Martín de Paraná.

El menor, Fausto Palavecino, permanecía internado desde el 31 de mayo pasado, cuando su familia lo encontró luego de que se autolesionara en su casa de El Palenque, una pequeña localidad a 15 kilómetros de Paraná. Tras el episodio, el papá del
adolescente había advertido a los demás padres sobre la importancia de controlar a sus hijos en las redes sociales: “Hay jóvenes corriendo riesgo por este juego”.
La noticia del deceso fue confirmada durante la madrugada de ayer, a través de Facebook por un familiar de la víctima que publicó: “Gracias a todos por el apoyo incondicional, pero mi hermano se nos fue”.
“Ballena azul” es un desafío originario de Rusia y el objetivo del juego es proponer a los participantes 50 desafíos que los van preparando psicológicamente para el último reto: el suicidio.