15 beneficios de escuchar música, según la ciencia


Investigaciones recientes demuestran que escuchar música mejora nuestro bienestar mental y aumenta nuestra salud física de una forma sorprendente y asombrosa. Si tomamos una lección de música o dos, ese entrenamiento musical puede ayudar a aumentar nuestro coeficiente intelectual, e incluso a mantenernos lúcidos en la vejez. A continuación, 15 increíbles beneficios de escuchar música probados científicamente:


 La música te hace más feliz
Estudios científicos demuestran que cuando escuchás la música que te gusta, tu cerebro segrega dopamina, el neurotransmisor encargado de la felicidad. Valore Salimpoor, una neurocientífica de la Universidad McGill, inyectó a ocho amantes de la música con una sustancia radioactiva que se liga a los receptores de dopamina después de escuchar su música favorita. La tomografía mostró una larga cantidad de dopamina segregada, lo cual causó que los participantes sintieran emociones como felicidad, emoción y alegría.
Así que ya sabés, la próxima vez que te sientas deprimido, poné las canciones que más te gustan durante unos minutos, y verás cómo mejora tu estado de ánimo.

 La música mejora tu rendimiento al correr
Está comprobado que las personas que corren escuchando música motivacional pueden recorrer mayor distancia en menos tiempo que las personas que corren sin escuchar música.
Así que si querés llevar tu carrera a un nivel superior, ¡escuchá canciones que te inspiren!

 La música reduce el estrés y mejora la salud
Escuchar la música que te gusta disminuye los niveles de cortisol, la hormona producida por el estrés. Esto es un descubrimiento importante ya que el 60% de nuestras enfermedades y padecimientos son generados por el exceso de estrés en nuestras vidas. Un estudio demostró que si las personas participan activamente en hacer música, ya sea tocando instrumentos o cantando, su sistema inmunológico puede llegar a fortalecerse considerablemente.
Así que cuando llegues cansado del trabajo, ¡prendé la radio! incluso bailá un poco o tarareá las canciones. Verás como el estrés del día se va por completo.

 La música te ayuda a dormir mejor
Más del 30% de los estadounidenses sufren de insomnio. Un estudio demostró que los estudiantes que escuchaban música clásica para relajarse durante 45 minutos antes de dormir, dormían mucho mejor que los estudiantes que escuchaban un audiolibro, o no hacían nada diferente de su rutina normal. Así que si tenés problemas para dormir, escuchá un poco de Bach o Mozart antes de acostarte para relajarte mejor.

 La música reduce la depresión
Más de 350 millones de personas sufren de depresión en todo el mundo. El 90% de ellos también experimentan insomnio. Una investigación del sueño encontró que los síntomas de la depresión disminuyeron significativamente en el grupo que escuchaba música clásica antes de acostarse, pero no en los otros grupos. Otro estudio de Hans Joachim Trappe en Alemania también demostró que la música puede beneficiar a los pacientes con síntomas depresivos, según el tipo de música. Los sonidos meditativos y la música clásica levantaron el ánimo de la gente, pero el techno y el heavy metal deprimieron aún más a los participantes.
La próxima vez que te sientas bajoneado, ¡poné música clásica o meditativa para levantar tu espíritu!

 La música te ayuda a comer menos
Un estudio de la Universidad Tecnológica de Georgia demostró que suavizar la iluminación y la música mientras las personas comen los llevaba a consumir menos calorías, y disfrutar más sus comidas. Si estás buscando maneras de controlar el apetito, intentá atenuar las luces y escuchar música suave la próxima vez que se sientes a comer.

 La música mejora tu humor mientras manejás
Un estudio en los Países Bajos señala que escuchar música mientras manejás tiene un impacto positivo en tu estado anímico. Por eso es imprescindible tener música puesta cuando estás en el tráfico para que no llegues de mal humor a tu destino.

 La música fortalece la memoria y el aprendizaje
Investigadores descubrieron que la música te puede ayudar a aprender y recordar información. Pero depende en qué tanto te guste la música, y si sos o no músico. Los sujetos memorizaron caracteres japoneses mientras escuchaban música que les parecía positiva o neutral. Los resultados mostraron que los participantes que eran músicos aprendieron mejor con música neutral, pero tuvieron un mejor desempeño cuando escuchaban música placentera. Los no músicos, por otro lado, aprendieron mejor con música positiva, pero tuvieron un mejor rendimiento con música neutral.
Recordá estos resultados. Ahora tenés una estrategia para estudiar más eficazmente para tu próximo examen.

 La música relaja a los pacientes antes y después de una cirugía
Estudios demuestran que escuchar música relajante antes de una cirugía disminuye la ansiedad, incluso mejor que algunos medicamentos relajantes administrados antes de una operación.
A nivel mundial, se realizan 234 millones de cirugías mayores cada año. Si vos o alguien que conoces se están por someter a una cirugía, asegúrate de traer algunas melodías tranquilizadoras para aliviar la ansiedad. Seguramente funcione mejor, y sin duda tendrá menos efectos secundarios adversos que los medicamentos que administran los médicos.

 La música reduce el dolor
Estudios realizados en la Universidad Drexel de Philadelphia encontraron que la músico-terapia reduce el dolor más que los tratamientos estándares de cáncer en los pacientes. La selección debe de ser música clásica, música para meditar o cualquier canción elegida por el paciente.
Bob Marley estaba en lo correcto: escuchar la música que amas te quita el dolor.

 La música ayuda a los pacientes de Alzheimer a recordar
La ONG Music & Memory ayuda a las personas con Alzheimer a recordar quienes son poniéndoles sus canciones favoritas. La doctora Laura Mosqueda, directora del área de Geriatría en la Universidad de California explica que la música afecta muchas áreas del cerebro, estimulando vías que todavía podrían estar saludables.
Uno de cada tres ancianos muere con la enfermedad de Alzheimer u otra demencia, por lo tanto, es probable que conozcas a alguien que la padezca. Para conectarse con seres queridos que sufren de demencia relacionada con la edad, intentá hacerles escuchar algo de su música favorita.

 La música ayuda a la recuperación de pacientes que sufrieron accidentes cerebrovasculares
Un estudio realizado por la Universidad de Helsinki demostró que los pacientes que tuvieron un ataque cerebral y escucharon su música predilecta por dos horas diarias, mejoraron la recuperación de las funciones cognitivas, en comparación con aquellos que escucharon audiolibros o no recibieron material para escuchar.
El accidente cerebrovascular es la causa número 5 de muerte en los Estados Unidos. Si conocés a alguien que ha sufrido un derrame cerebral, hacele escuchar sus canciones favoritas tan pronto como pueda. Escucharlas puede aumentar significativamente su recuperación.

 La música incrementa la inteligencia verbal
Un estudio de la Universidad de York mostró que el 90% de los niños de entre 4 y 6 años que asistieron a clases de música durante un mes, incrementaron su inteligencia verbal. El investigador Sylvain Moreno sugiere que el entrenamiento musical tuvo un “efecto de transferencia” que mejoró la capacidad de los niños para comprender palabras y explicar su significado. Otra investigación encontró que las mujeres adultas entrenadas musicalmente y los niños con entrenamiento musical superaron a aquellos sin entrenamiento musical en las pruebas de memoria verbal.
¡No importa si sos un niño o un adulto, si querés aumentar tus capacidades verbales, tomá clases de música!

 La música incrementa tu coeficiente intelectual y tu rendimiento académico
Estudios demuestran que tomar lecciones de música predice un alto coeficiente intelectual y desempeño académico en niños pequeños. En un estudio, los niños de 6 años que tomaron lecciones de teclado o canto en pequeños grupos durante 36 semanas tuvieron aumentos significativamente mayores en el coeficiente intelectual y en los resultados de las pruebas educativas estandarizadas que los niños que tomaron lecciones de teatro, o no tomaron clases. El grupo de canto hizo lo mejor.
Por eso es importante inscribir a los niños en clases de música, vayan o no a dedicarse a ella profesionalmente.

 La música mantiene tu cerebro saludable en la 3era edad
“Saber tocar un instrumento requiere años de experiencia y práctica, por lo que se crean conexiones alternas en el cerebro que pueden compensar las fallas cognitivas cuando envejecemos” señala la investigadora Brenda Hanna-Pladdy.
Estudios recientes muestran que la música puede comunicar sentimientos humanos básicos independientemente del contexto cultural y étnico de quien la escucha. Es por eso que la música se considera como el lenguaje universal que puede beneficiar al mundo.