Papa: por qué es la nueva aliada para adelgazar

La reivindicación de la papa: por qué es la nueva aliada para adelgazarLa papa tiene mala fama. Durante años y según las épocas fue maltratada, mal entendida, prejuzgada. Todavía hoy, al incorporarla en una dieta para adelgazar, la expresión de estupor y de incredulidad es innegable.

Las tres “P” —pastas, pan y papas— parecen representar el origen de la aparición de una cuarta “P”, el peso excesivo. Sin embargo, la papa está compuesta principalmente por agua (79%), y el resto es una maravillosa mezcla de carbohidratos, proteínas, vitaminas y minerales. Todo se combina a la perfección: riquísimo sabor, infinitas posibilidades de preparación y un excelente contenido nutricional.

La reivindicación de la papa: por qué es la nueva aliada para adelgazar
Hervida, enfriada y vuelta a calentar, la mejor alternativa.
Libre de culpa y cargo
Para que la papa deje de formar parte de esa categoría de alimentos considerados “pesados” o “calóricos”, y para que volvamos a incluirla en nuestra dieta, es necesario despejar los prejuicios y destacar sus virtudes. Acá, algunos de los puntos para tener en cuenta.
- La papa es el alimento con mayor capacidad de saciedad. Si se la prepara de la manera adecuada, es el mejor anorexígeno natural que existe. Un famoso estudio realizado hace años por la doctora Susanna Holt, bioquímica de la Universidad de Sidney, Australia, destacaba a la papa hervida (carbohidrato puro; 323%) como el alimento con mayor poder de saciedad. Y que, en cambio, cuando se la prepara frita (carbohidrato engrasado), su poder saciante es casi tres veces menor (116%).
La reivindicación de la papa: por qué es la nueva aliada para adelgazar
La papa está compuesta en un 89 por ciento por agua.
Una papa de 100 gramos hervida tiene solamente 84 calorías. Por lo cual es el alimento ideal para ingerir antes que nada cuando llegamos con mucho apetito a cualquiera de las comidas.
- La mejor forma de cocción: el aceite se debe utilizar en crudo y en dosis pequeñas. Además, es muy importante respetar las cantidades indicadas y la manera de distribuir las comidas.
Es muy importante tener en cuenta que la cantidad de calorías que contiene un producto va a depender de la manera en que lo cocinamos. Entonces, algo tan inocente como una papa se puede transformar, con el agregado de grasa en la cocción, en algo letal como es una papa frita envasada.
La reivindicación de la papa: por qué es la nueva aliada para adelgazar
Vegetales asados, la alternativa a las ensaladas clásicas.
También es necesario aclarar la diferencia de cocinar con aceite una papa y agregárselo luego de que esté cocida. La papa —ya sea frita o al horno— va a absorber una gran cantidad de aceite, lo cual aumentará sobremanera sus calorías, además de la pérdida enorme de cualidades del aceite por su exposición al calor (desnaturalización).
- La energía que nos brinda la papa se presenta principalmente en forma de almidón, de allí la enorme saciedad que produce. La calidad de ese almidón puede ser mejorada y traer más beneficios a través de algo tan simple como una correcta preparación. Esta es: cocinar, dejar enfriar y volver a calentar.