Emociones El cerebro reacciona de igual manera estando enamorado o borracho

Se trata de la reacción en común que tiene el cerebro cuando nos enamoramos y cuando bebemos mucho alcohol.
Suele pasar que cuando nos gusta una persona, somos frontales y nos animamos a dar todo por el otro y a su vez, por conseguirlo.

Estas mismas reacciones, las implementamos cuando bebemos mucho alcohol, ya que cuando nos emborrachamos, solemos tener comportamientos bastante atrevidos.
Según un estudio elaborado por la Universidad de Birmingham, la oxitocina, es una hormona secretada por la hipófisis que promueve estos comportamientos en el cerebro humano.
Ella es la encargada de captar los comportamientos sociales, de confianza, o la generosidad.
Es por ello que se dice que cuando el cererbro capta estas reacciones (enamoramiento o borraches) ya que es quien estimula unos circuitos neuronales en la zona prefrontal y en la zona límbica del cerebro que “quitan los frenos” y nos deshiniben ante situaciones como el miedo, la ansiedad o el estrés.
En otras palabras, tanto el alcohol como la oxitocina estimulan ciertos receptores neuronales estrechamente asociados entre sí y que pueden ser tanto beneficiosos como perjudiciales, incitando al individuo a tomar riesgos innecesarios o a hacer que se crea más valientes y más capaz de lo que realmente es, (como cuando se está en estado de embriaguez).