TENDENCIAS- estar enamorado es bueno para la salud?

Previene la depresión
Teniendo en cuenta que la soledad es un factor que provoca la depresión en la persona que la padece, tener una pareja estable reduce la depresión.
Tendrás un corazón más saludable

Los resultados de un estudio que se realizó en el 2008 en Society for Neuroscience, sobre los comportamientos del corazón cuando una persona ve a su enamorado, sugiere que los sentimientos y el bienestar emocional mejora la salud de las personas. Además, tener relaciones sexuales habitualmente también hará que tu corazón esté más fuerte.​
Incluso para las personas que no tienen pareja, escribir sentimientos afectivos a personas cercanas como amigos y familiares, también puede reducir los niveles de cortisol (la hormona del estrés) y que tu corazón también esté más saludable.
Menos ansiedad
Los investigadores de la Universidad Estatal de Nueva York en Stony Brook utilizaron imágenes de resonancia magnética funcional (fMRI) para observar el cerebro de las personas que están enamoradas.
El estudio se basó en comparar parejas que recientemente establecían un vínculo, con enamorados estables (que llevaban mucho tiempo juntos), y que estaban fuertemente conectadas. Ambos grupos mostraron activación en una parte del cerebro asociada al amor intenso.​
Es el área de recompensa a la dopamina, la misma área que responde a la cocaína o cuando se gana mucho dinero de golpe. Pero había diferencias notables entre los dos grupos en otras partes del cerebro.
En las relaciones a largo plazo, también tiene activación en las áreas asociadas con la vinculación, y menos activación en el área que produce ansiedad.
Tendrás menos resfriados
​Los investigadores de la Universidad Carnegie Mellon descubrieron que las personas que muestran emociones positivas tienen menos probabilidades de enfermarse después de la exposición al frío o los virus de la gripe . El estudio, publicado en Psychosomatic Medicine, comparó a personas que estaban felices y tranquilas con aquellos que parecían ansiosos, hostiles o deprimidos