Vida & Estilos Cinco consejos para disimular la papada en las fotos

La papada es una es una capa de grasa subcutánea que cuelga bajo la barbilla, formando una arruga más o menos perceptible.
Con el paso del tiempo, la piel de la zona pierde elasticidad, comienza a desdibujarse la forma de la mandíbula y a marcarse más aún la papada.
En la era de las redes sociales y de los smartphones que permiten tomarse “selfies” en cualquier momento y lugar, lograr disimular los detalles que menos nos favorecen no es imposible: te dejamos algunos consejos para lucir mejor en tus fotos.

Papada
Frente en alto
Uno de los trucos más importantes es mantener la cabeza erguida. Estirar la cara hacia adelante y levantar levemente la mandíbula hacia arriba; esto estira el cuello y parece más esbelto. Si así no les convence, otra opción puede ser pegar la lengua al fondo del paladar y luego captar la pose.
Ángulo de foto
¿Quién no ha activado alguna vez la cámara frontal del celular y han notado que en ese primer plano la cara parece mucho más ancha? La distancia y la altura son fundamentales a la hora de sacar una foto. Si alejamos la cámara y la colocamos levemente por encima del sujeto a fotografiar, inclusive en un autoretrato, la posición exigirá mirar hacia arriba, dará profundidad y eso hará que el cuello luzca estilizado. Ese ángulo en picada es uno de los preferidos a la hora de las “sielfies”.
via GIPHY
Dame luz
Más allá de elegir el mejor ángulo para la toma, es muy importante que haya buena luz en el lugar donde se va a tomar la fotografía. Y si la luz viene desde arriba –como la luz natural- o queda por detrás, sumado a la altura y la distancia, provocará una sombra en la zona del cuello que hará menos visible la papada.
Saber posar
Aún aplicando todos los consejos anteriores, es importante elegir una buena pose.
Una buena opción es colocar el cuerpo levemente inclinado hacia un cortado, inclusive la cara y bajando apenas la barbilla hacia el pecho, pero ojo: si el movimiento es demasiado marcado, sólo lograrán potenciar el efecto papada. Si la toma es grupal, colocarse en la primera fila o el suelo lograría el efecto picada del que hablamos anteriormente.
Lo más importante: sonreír siempre
Porque más allá de utilizar todas estas técnicas para lucir espléndidos en las fotografías, nada superará una buena sonrisa. Irradiar frescura y alegría hará que la mirada se centre allí y no se perciban esos detalles que queremos ocultar.





























http://rumbos.viapais.com.ar/2018/05/15/cinco-consejos-para-disimular-la-papada-en-las-fotos/