El primer complejo vacacional para turistas de talla grande del mundo


Conocido como un santuario para las personas de talla grande que buscan pasar un buen rato sin sentirse avergonzadas por su peso, The Resort se anuncia como el primer y único refugio de vacaciones para obesos.
Escondido en la isla de Eleuthera, en el corazón del Caribe, The Resort abrió sus puertas hace dos años, y desde entonces se ha hecho popular entre los turistas con sobrepeso que buscan un destino de vacaciones exótico y libre de prejuicios. Todo el complejo fue construido desde cero con personas obesas en mente. Las puertas son más anchas que de costumbre, las camas están
reforzadas con dos barras de acero extra para soportar cientos de libras, y las sillas y reposeras tienen un metro de ancho, y están hechas de una madera particularmente resistente. Incluso los inodoros están hechos a medida, para soportar complexiones más pesadas.

El Resort fue creado por el empresario James King, quien afirma haberlo ideado hace 14 años, luego de presenciar un incidente vergonzoso en el que una persona con sobrepeso rompió accidentalmente un mueble y, como si la humillación no fuera suficiente castigo, tuvo que pagar USD 150 por eso.
“En un hotel en Granada vi a un invitado romper una silla de playa por su peso”, dijo King. “Según la política del hotel, le cobraron USD 150 por la destrucción de la propiedad”.

Así que King decidió crear “un lugar donde puedas venir y tener unas buenas vacaciones sin ningún tipo de prejuicio”. Los invitados nunca deben temer que alguien se reirá de ellos cuando se quiten la ropa, o cuando salten a la piscina. Él y su personal entienden las inseguridades que tienen las personas con sobrepeso y obesidad con respecto a sus cuerpos, y tratan de que se sientan lo más cómodos posible.
“Podía saltar a la piscina y no preocuparme por lo mucho que salpicaba. O tumbarme en una reposera hecha de fuerte madera brasileña, así que no tenía que preocuparme por romperla”, dijo Amy Flahery, quien recientemente visitó The Resort con su esposo.

“En el pasado he roto reposeras de plástico y, aunque siempre me reía en el momento, me sentía mortificada y quería que el mundo me tragara”, agregó Flahery. “Pero cuando sabes que un hotel ha sido especialmente diseñado para gente de talla grande, no tienes que preocuparte por romper muebles o por no adaptarte a nada, porque puedes relajarte y disfrutar de la estadía”.
Shawn-Marie Riley, una mujer de 170 kilos de Texas, tuvo una experiencia similar cuando visitó The Resort, en 2015.
“Lo que es genial del Resort es el reconocimiento de que las personas de gran tamaño tienen inseguridades y desafíos que el público en general nunca considera. ¿Tendrán sillas en las que pueda sentarme? ¿Mantendrá la cama mi peso? ¿Entraré en la bañera? “, contó Riley. “Llevaba un bikini y nunca me sentí incómoda, y me llamaron la atención por mi belleza, no por mi talla. Vivir como una persona de talla grande en un mundo crítico es estresante”.

James King dice que alrededor del 60% de sus clientes son estadounidenses, y alrededor del 10% de ellos son del área de Nueva York. El resto proviene de países europeos como el Reino Unido o España. Sin embargo, si planeas visitar el hotel, debés saber que The Resort solo acepta grupos pequeños, no turistas individuales.
Sin embargo, no desesperes, ya que King planea establecer un segundo complejo para personas obesas en la cercana Isla Cat, donde se les dará la bienvenida a visitantes solitarios y parejas.
“¿Por qué el 40 por ciento de nuestra población debería estar sometida a ser ignorada por la industria hotelera?”, dijo el empresario acerca de sus planes para expandir sus servicios de turismo para las personas con sobrepeso.