Cómo es el sitio de Facebook con fotos de sus usuarios desnudos


Facebook comenzó a probar un sistema a través del cual le pide a sus usuarios británicos que le envíen sus fotos desnudas para intentar detener la difusión pública de imágenes íntimas (conocida con el nombre de "porno venganza") en Internet, informó hoy la prensa inglesa.
Con el inminente Reglamento General de Protección de Datos de la Unión Europea (GDPR) a punto de ponerse en práctica, la red social de Mark Zuckerberg está avocada en evitar que se compartan fotos íntimas a través de un sistema que puede bloquearlas antes de que aparezca online, describió hoy la BBC.

La plataforma ya realizó pruebas de este tipo en Australia y ahora lo está extendiendo en el Reino Unido, Estados Unidos y Canadá.
Mirá también
Facebook duplicará el personal para controlar los mensajes de odio
No obstante, la empresa fundada por Mark Zukerberg no reveló detalles acerca de cuáles fueron los resultados que tuvo esta prueba en Australia.
El mecanismo del sistema es el siguiente: si un usuario está preocupado por la posible difusión de una imagen comprometedora, debe contactarse con el sistema de ayuda con el cual se asoció la red social, en el caso del Reino Unido es https://revengepornhelpline.org.uk/.
Posteriormente, el equipo que se encarga de esta tarea se pondrá en contacto con Facebook y el usuario le enviará un link para descargar la foto.
Revenge Porn Helppine, el sistema de ayuda con el cual se asoció la red social para evitar la porno venganza en Reino Unido.
Revenge Porn Helppine, el sistema de ayuda con el cual se asoció la red social para evitar la porno venganza en Reino Unido.
De acuerdo con declaraciones de la red social al sitio especializado Newsbeat, las fotos solo van a ser vistas "por un grupo muy pequeño de alrededor de 5 revisores de contenido especialmente entrenados".
Mirá también
La Unión Europea escarmentó a Mark Zuckerberg: "¿Quiere ser recordado como un gigante o como un monstruo?"
El equipo le dará a la foto en cuestión una huella digital única (denominada "hash") y ese código se almacenará en una base de datos.
Si alguien más intenta cargar la misma foto, se conocerá el código y se bloqueará antes de que aparezca en Facebook, Instagram y Messenger.
La plataforma, por su parte, confesó que las fotos originales no serán almacenadas.
(Fuente Télam)