El equipo de PRONACOM compactó en Saladillo varios cientos de motos que hacía más de veinte años se encontraban secuestradas y no habían reclamado sus propietarios.

















Esta tarea se suma a una de similares características realizada semanas atrás con autos del depósito judicial.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

¿QUE OPINAS?