Numerología: conocé el significado de tu año personal y sus aprendizajes


La numerología es una práctica donde se trabaja sobre el valor metafísico de cada número y su significado.
Es una ciencia esotérica muy antigua, simbólica, como la interpretación de los astros. Se despliegan en ella determinadas características y cualidades que pueden influenciarnos y guiarnos de manera muy positiva en varios aspectos de nuestra vida. Pero por sobre todas las cosas, nos ayuda comprender cuál es el contrato existencial bajo el cual venimos, a través de nuestro nombre y fecha de nacimiento, dos sellos simbólicos, dos identidades que nos marcan como seres únicos.
El número anual nos explica qué tipo de experiencias vamos a vivir durante el año (de cumpleaños a cumpleaños). ¿Qué debemos comprender y atravesar a nivel karmico para evolucionar? Llegarán, entonces, determinadas vivencias, y la frecuencia que nos toca como anual ordenará y guiará las mismas.

El cálculo del anual
Voy a enseñarles cómo sacar el número del año que están transitando, para luego observar qué características tiene cada uno de ellos.
Para poder sacar tu anual vas a sumar: día de nacimiento + mes + el año de tu último cumpleaños.
Ejemplo: 1+6 / 1+ 0/ 2+0+1+9, es decir, 7 + 1 + 12 = 20, es decir, 2. Este es un año 2.
Ejemplo: 5/1/2020, es decir, 5+1+22= 28/10/1. Este es un año 1.
¿Qué puedo esperar...?

Bajo un año 1

Representa el comienzo y un nuevo punto de partida. Es un semillero de ideas y oportunidades. Trabaja la conciencia de la independencia y la individualidad. Este año te va a pedir que elijas el nuevo camino que quieres tomar. Hay mucho terreno fértil, habrá que tirar mucha semilla por todos lados, y seguramente verás cómo de a poco comienza a crecer lo sembrado. A experimentar y probar lo desconocido. ¡Es momento de soñar a lo grande! Ojo, cuando usás esta frecuencia de manera incorrecta te puedes poner terca y egoísta. Por sobre todas las cosas hay que controlar la impulsividad.

Bajo un año 2 



Esta frecuencia nos pone a gestar una nueva modalidad emocional. Es la oportunidad de modelar una matriz afectiva diferente por la cual atravesemos las experiencias. Hay que trabajar la paciencia, pues la vibración del número 2 es más lenta que la anterior. Es momento de gestar e ir dando forma a los proyectos iniciados anteriormente. Momento propicio para entablar relaciones con otras personas. Estaremos empáticas y receptivas, listas para que nos llegue el amor. Vas a tener ganas de compartir tu existencia con un compañero, aunque a veces habrá que cuidarse un poco porque podrás estar más vulnerable y sensible de lo común, y el drama estará al orden del día. Puede ser que estés super intuitiva, así que vale la pena confiar en tus emociones. En su lado negativo, el 2 puede ponerte muy ambivalente y dubitativa, y en el caso de estar demasiado sensible correrás el riesgo de perder tu confianza, perturbando el equilibrio interno. Es momento de estar más pasiva y receptiva que en otros años, ya que se trata de una frecuencia femenina que ama dar pero ¡mucho más recibir!
Numerología: conocé el significado de tu año personal y sus aprendizajes
Numerología: conocé el significado de tu año personal y sus aprendizajes

Bajo un año 3

Hay energía expansiva y autoexpresiva. Si te encuentras bajo este año te aconsejo que dejes florecer tu costado artístico. Buscá cualquier actividad que te permita sacar hacia afuera tu verdadero yo, y así tendrás una año muy productivo en varios aspectos. Esta energía es ideal para viajar, divertirse y sobre todo, ver cómo comienzan a expandirse todos los proyectos que venían gestándose anteriormente. Sin duda se abrirán nuevas oportunidades en varios frentes y podrás percibir un incremento en materia económica. ¡El año 3 es de lo mejor! Verás crecimiento en todas las áreas de tu vida, incluyendo la llegada de un hijo o un proyecto que se concreta empíricamente. Que no te extrañe que tengas ganas de estudiar algo nuevo, un idioma, algún curso de algo pendiente, lo que sea. Ya quedó claro que este año es para florecer en todos los sentidos. En su aspecto negativo, el 3 conduce a dispersión de las energías sin poder obtener resultados concretos, porque es tan abarcativo que termina sin el pan y sin la torta. Habrá que discernir lo urgente de lo importante.

Bajo un año 4
Como vibración temporal aporta trabajo, firmeza, construcción y practicidad. Este año necesitará de tu parte definir y ordenar las cosas. Esta es una energía que nos va a invitar a remodelar varios aspectos personales y externos que no nos estarían resultando. Te pido por favor que no tengas miedo de hacer estas reestructuraciones, pues para eso nos toca vivir este anual. Rompemos estructuras para mejorarlas. Estaremos más metódicos y puntillosos que otros años, y la razón gobernará por sobre todos los aspectos emocionales. Si en algo nos equivocamos en el pasado, ahora podremos corregir aquellos juicios erróneos. Como el 4 gobierna la materia y los aspectos físicos de la existencia, éste será un año de placeres empíricos. Deberás hacer ejercicio y cuidar tu salud. Este período está destinado a poner cimientos sólidos en lo financiero, mental y físico. Desde un 4 negativo podremos perdernos en la terquedad, no pudiendo soltar o remodelar lo que ya no sirve, y eso puede verse manifestado en nuestra salud. ¡No sostengas más lo insostenible!

Bajo un año 5
Ahora sí llegó el momento de cambios radicales en tu vida. Este año te invita a subirte a nuevos intereses y no soportará estancamientos. Cada vez que nos atraviesa un número 5 debemos dejarnos llevar por la posibilidad de nuevos y variados puntos de vista, por eso la flexibilidad deberá estar al orden del día. Es momento de viajar, cruzar fronteras y fluir. También si quisiéramos mudarnos este sería un excelente año para hacerlo. Bajo esta frecuencia uno desea estar más comunicativo que nunca, todo lo queremos contar y compartir, la amistad será nuestro refugio. Donde haya diversión, fiesta y placer estaremos anotadas, y si el año 4 buscaba placer físico, el 5 redobla la apuesta. En su aspecto negativo esta energía no acepta un no como respuesta y eso puede ponernos a sufrir más de la cuenta, porque un 5 no sabe frustrarse. Será necesario medir nuestras pulsiones primarias, ya que muchas veces durante esta energía no medimos consecuencias.

Bajo un año 6
La energía gira en torno al hogar y a la familia. Busca armonía en todos sus frentes. Se fortalecen lazos en las amistades, ya que nos sentiremos muy responsables a nivel relacional. Si estabas pensando en mudarte con tu pareja o casarte, llegó el año. El amor está de moda. Van a buscarte para pedirte consejos y contención, y disfrutarás de poder hacerlo. Vas a tener ganas de redecorar tu casa, oficina o todo, porque la armonía y belleza comandan el anual. Se puede tratar de un período de servicio al prójimo. En su aspecto negativo deberás estar atenta para no cargar con algunos asuntos más de lo que corresponde, tendrás que trabajar el límite para no quedar por debajo de las circunstancias.

Bajo un año 7
Llegó el año para descansar y reflexionar un poco. Conviene permanecer tranquila, analizar y discernir los objetivos a cumplir. Es un momento donde tendremos que hacer una primera revisión de lo vivido hasta el momento, y así podremos comprender mejor cómo seguir tirando del carro. Este será un año donde la intuición vuelve a cobrar protagonismo. Soñaremos más de lo frecuente y nuestra mente estará más activa que nunca. Bajo esta frecuencia necesitaremos silencio y paz, así que unas buenas vacaciones en la naturaleza serán nuestro mejor aliado para bajar un cambio y recargar conceptos existenciales. Probablemente no vas a sentir ganas de estar muy sociable, más bien querrás reunirte con poca gente y en ámbitos donde las conversaciones sean elevadas, espirituales y nutricias. Es importante que entiendas que esta energía mueve procesos más que resultados, así que deberás ir paso a paso, ya que se trata de ir eligiendo los caminos a seguir. Puede pasar -en su aspecto negativo- que estés más ansiosa de lo común, recordá que el 7 es un número demasiado mental y quiere todo de hoy para ayer, además, tiene la vara muy alta y no se conforma con nada. El trabajo más arduo será no ilusionarse ni construir castillitos de cristal, ya que el ego suele jugarnos malas pasadas.

Bajo un año 8
Ha llegado el famoso "rey del karma". Se trata de un período donde nos pondrán en nuestras narices lo que hemos sembrado. Recibiremos lo que merecemos tanto en términos positivos como negativos. Es un anual que nos colmará de prestigio y recompensas. Aquí la materia se hace presente, pues es hora de cosechar. Habrá promociones laborales acompañadas de más responsabilidades. Las finanzas y negocios toman protagonismo, por lo tanto, no se te ocurra detener ningún proyecto. Si hay algo que diferencia al número 8 de los demás es su capacidad de materialización y concreción de lo que se proponga. ¡Es un anual topadora! Este será un año de reestructuraciones mentales, ya no dependerá de tu voluntad lo que decidas cambiar, sucederá lo que corresponda, pues esta frecuencia es un ordenador transpersonal. No ejerzas restricciones y comprendé que si te ponen la experiencia frente a tus ojos es que deberás comprenderla y mejorarla. Todo lo que un año 8 nos da y nos quita debe ser entendido como ley.

Bajo un año 9
Hemos llegado al final de un ciclo. Aquí debemos hacer una verdadera síntesis de todo lo vivido. Esta año te pedirá soltar, limpiar y vaciar todo lo que ya no sirve más. Tendremos que discernir con qué nos quedamos y qué va al mar. Si no lo hacés vas a ver que el fin del ciclo lo hará naturalmente. Es un período de consumación y logros de muchas cosas, pareja, estudios, trabajos, objetos etc. También estaremos caritativas, bajo esta frecuencia damos servicio casi sin darnos cuenta y lo disfrutamos. Recordá que se trata de un período de cierres, por lo cual puede haber mudanzas, cambios de trabajo y nuevos deseos amorosos. No te aferres más al pasado, todo lo nuevo está por llegar. Habrá sensación de liberación y liviandad. Estarás muy conectada con lo espiritual, ya que por ser el último número del ciclo tiene teléfono directo con el cosmos. En su aspecto negativo, carga con la responsabilidad de soltar, de lo contrario corre el riesgo de comenzar un nuevo ciclo con mucha contaminación. Podremos llegar sentir que todo va lento o se atora, esto es típico de este anual, así que no desesperes. La paciencia es clave.







Por la numeróloga Juli Rutenberg. Seguila en sus redes sociales y enterate de cursos y sesiones personalizadas.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

¿QUE OPINAS?