12/12/19

El dueño de una inmobiliaria les regaló U$S 10 millones a sus empleados

Las cenas de empresa de Navidad suelen ser temidas y esperadas por partes iguales. Algunas son bastante aburridas y los asistentes solo quieren volver a sus respectivas casas. Hay otras que son un desfase y que suelen acabar con episodios de los que los empleados quieren olvidarse pasadas unas hora.

Y luego están aquellas que van cargadas de sorpresas, como la de una empresa inmobiliaria de Baltimore, en Estados Unidos, llamada St. John Properties.
La empresa citó a sus 198 trabajadores en un restaurante del estado de Maryland para celebrar su tradicional cena de Navidad. Lawrence Maykrantz, fundador y presidente de St. John Properties, se acercó al atril para dar su tradicional discurso.
Lawrence Maykrantz, fundador y presidente de St. John Properties, se acercó al atril para dar su tradicional discurso.

Fue entonces cuando explicó que había sido un gran año para la compañía y que la facturación había sido histórica. Mientras tanto, los empleados iban recibiendo unos sobres rojos cerrados que no podían abrir hasta que terminase el discurso.

En ese momento Maykrantz anunció que quería premiar el esfuerzo de todos los empleados repartiendo una paga extra de 10 millones de dólares entre todos ellos. En ese momento, les dijo que ya podían abrir sus sobres y las reacciones de los trabajadores fueron de asombro.
En cada uno de los sobres estaba la cifra exacta de la paga de cada uno, proporcional al tiempo que llevaban en la empresa.
En cada uno de los sobres estaba la cifra exacta de la paga de cada uno, proporcional al tiempo que llevaban en la empresa.
Cada uno de ellos iba a recibir una media de 50.000 dólares como bonus. En cada uno de los sobres estaba la cifra exacta de la paga de cada uno, proporcional al tiempo que llevaban en la empresa. De esta manera, aquellos empleados que acaban de ser contratados recibieron 100 dólares y el trabajador más veterano se llevó 270.000 dólares.
Aquellos empleados que acaban de ser contratados recibieron 100 dólares y el trabajador más 
El momento quedó grabado en un vídeo que la compañía ha compartido en el que se puede ver cómo muchas de las personas que estaban en la cena rompieron a llorar cuando conocieron la noticia. “Quería celebrarlo de una forma especial. Yo puedo llevar el barco, pero son ellos los que lo impulsan”, dice el presidente de la compañía en el vídeo.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

¿QUE OPINAS?