23/7/20

Para qué sirve el té de manzanilla y cómo prepararlo

Para qué sirve el té de manzanilla
Originaria de Europa, la manzanilla pertenece a la familia de las asteráceas, una de las más grandes del reino vegetal, con más de 30.000 especies, donde también están los girasoles y las margaritas.
El té de manzanilla (como de cualquier otro té), no tiene nutrientes ni calorías, pero puede actuar como paliativo de diferentes malestares y esto, entre otras cosas, es lo que lo convierten en una hierba muy buscada.
 .

Los aceites naturales de la manzanilla tienen efectos antiinflamatorios, antibacterianos y sedantes.
También llamada camomila, el té se hace con las flores de la planta. De marcado aroma dulce, al secarse, se usan tanto para las infusiones como para diferentes productos estéticos. Algunos de sus principales beneficios son:
 Es muy conocido su poder antiinflamatorio y digestivo gracias al bisabolol, uno de sus aceites esenciales. Tomar una taza de té de manzanilla luego de una comida pesada sirve para evitar o aliviar desde dolores estomacales, hasta gastritis o gases. Y tomar este té diariamente mejora la digestión y ayuda a aliviar el síndrome de intestino irritable. También se cree que ayuda a disminuir o calmar los dolores menstruales.
 También es muy común tomarlo de noche, siempre sin azúcar, para ayudar a relajar el cuerpo y lograr conciliar el sueño, ya que actúa como un suave sedante natural, disminuyendo la sensación de estrés y combatiendo el insomnio.
 Con propiedades antiinflamatorias y antisépticas, los saquitos de té de manzanilla, remojados y tibios, en forma de compresas, son uno de los remedios caseros más usados para aliviar malestares oculares como orzuelos, ojos cansados, conjuntivitis y desinflamar el área de las ojeras.
 Otra de sus virtudes es su poder desinflamante sobre la piel para ayudar a cicatrizar pequeñas heridas, aliviar picaduras y calmar el dolor de las quemaduras.

La manzanilla sirve para remover las impurezas de la piel y aliviar el enrojecimiento.
 En cuanto a sus usos estéticos, al tener vitamina c, mucílago, pigmentos y azúcares, entre otros componentes, el té de manzanilla es muy usado como loción para la cara para combatir las irritaciones, desinflamar el rostro y hasta para reducir el acné, al remover las impurezas de la piel.
 Además, son famosos los shampoos con flores de manzanilla, para aclarar el pelo naturalmente y darle más brillo. Aporta luminosidad en cabellos castaños claros y rubios, potenciando su color, pero no tiñe el cabello (no cambia la tonalidad de los cabellos oscuros).
Cómo se prepara el té de manzanilla
Al momento de preparar el té de manzanilla es importante cuidar que, al calentar el agua, la temperatura no supere los 80° o 90° C. No tiene que hervir.
Luego, retirar la olla o pava del fuego, llenar la taza que se desee tomar, sumergir el té, que puede ser en saquito o en hierbas, y dejar reposar en el agua unos minutos, para que desprenda sus propiedades.
De ser necesario, colar la manzanilla o simplemente retirar el saquito. Para aprovechar todas sus ventajas, lo mejor es no endulzarlo con azúcar. En su lugar se puede usar, por ejemplo, con una cucharadita de miel.
 .
La manzanilla es ideal para combinar con otras hierbas o ingredientes y crear ricas infusiones, tanto calientes como frías. Un buen mix es, por ejemplo, mezclar té cargado de manzanilla, con menta, naranja y anís.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

¿QUE OPINAS?