27/8/20

ASI EMPEZO TODO - La radiofonía argentina cumple 100 años y cada 27 de agosto se celebra el “Día de la Radio” en nuestro país. Este hito tiene como protagonistas a “los locos de la azotea”.

Cuatro jóvenes fueron conocidos como “los locos de la azotea” después que el 27 de agosto de 1920 realizaron la primera transmisión en el país, desde la terraza del Teatro Coliseo. La misma fue escuchada por menos de 100 personas y, no solo fue un hito para los argentinos, sino que también para la radiofonía mundial.
Enrique Susini, César Guerrico, Luis Romero Carranza y Miguel Mujica, fueron los protagonistas de este inicio de la radio.

“Señoras y señores, la Sociedad Radio Argentina les presenta hoy el Festival Sacro de Ricardo Wagner, ‘Parsifal’, con la actuación del tenor Maestri, el barítono Aldo Rossi Morelli y la soprano argentina Sara César, todos con la orquesta del teatro Costanzi de Roma, dirigida por el maestro Félix von Weingarten”, fueron las primeras palabras de Susini frente al micrófono.
Había algo que unía a estos cuatro jóvenes: la medicina. Susini tenía 25 años y ya se encontraba recibido de médico, mientras que Mujica (18), Romero Carranza (22) y Guerrico (22), eran estudiantes en la Universidad de Buenos Aires.
Obnubilados por el “telégrafo sin hilos” inventado por el italiano Guillermo Marconi, comenzaron a idear su proyecto que tendría como resultado, 10 años después, con la primera transmisión radial.
Tal fue el entusiasmo mostrado en adquirir toda la información posible al respecto, que en el año 1917, Susini fue enviado a Francia por la Armada y éste regresó con equipos de 5 kw que habían sido usados por el ejército francés.
Era época de la Primera Guerra Mundial y Argentina tomó una posición neutral en el conflicto bélico. Sin embargo, los militares deseaban obtener información sobre los efectos de los gases en el frente de batalla y sobre radiotransmisores.
“Éramos médicos estudiosos de los efectos eléctricos en medicina y también radioaficionados lo suficientemente bien informados como para estar a la vanguardia. Pero básicamente éramos personas imaginativas, amantes de la música y el teatro. Por eso se nos ocurrió que este maravilloso invento podía llegar a ser el más extraordinario instrumento de difusión cultural”, dijo Susini años después, sobre el grupo que hizo posible el hito.
El 27 de agosto de 1920, ellos hicieron posible su sueño. Para esto, los jóvenes habían añadido una bocina para sordos a un micrófono y junto a un transmisor de 5 vatios, casi atado con alambres, se treparon a la azotea del Coliseo.
Pese a que la transmisión fue exitosa, solo pudieron escucharla las pocas personas que poseían auriculares “a galena” en Buenos Aires. Sin embargo, desde ese momento, las emisiones comenzaron a ser ininterrumpidas.
Al siguiente día del hito, se transmitieron las óperas Aída, Parsifal nuevamente y, a la noche, Iris, marcando el inicio de la primera licencia de la radiodifusión nacional con LOR, Radio Argentina.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

¿QUE OPINAS?